Es uno de los looks más icónicos de la artista. Pero detrás de ese glamour y estilo se esconde un pequeño drama que hoy se da a conocer. ¿Qué pasó realmente?

Antes de que artistas contemporáneas como Jennifer LopezMarlene Favela o la propia Thalía lanzaran su propia línea de ropa, ya hubo una persona que se les adelantó: Selena Quintanilla.

Los looks de la inolvidable cantante eran aclamados e imitados por sus fans debido a su originalidad y modernidad para la época. Sin duda, uno de los más destacados eran sus corpiños, concretamente uno de color negro que estaba adornado con piedras blancas.

Más de dos décadas después de que se convirtiera en una pieza clásica, su hermano, AB Quintanilla, ha contado el increíble secreto que se esconde detrás de esta pieza única.

Según el artista, el resultado final no era lo que Selena hubiera querido. No pudo terminarlo por la falta de material, así que tuvo que improvisar. El resultado no pudo ser mejor.

«Un hecho divertido: cuando Selena hizo este top ella estaba enfadada porque no tenía suficientes piedras para hacerlo. Para hacer la historia larga corta, al final cambió el diseño ¡y este fue el resultado final!», escribió AB con mucho cariño sobre esta pieza que hoy luce la figura de cera de la artista en el museo Madame Tussauds. 

Una anécdota desconocida hasta ahora y que demuestra el gran talento y creatividad que derrochaba una de las mejores artistas de todos los tiempos que se fue demasiado pronto.

Editora de Así Soy Mujer, licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Descubrió que escribir es un arte y es un medio hacia la felicidad. "Cuando expresas lo que sientes te abres a un mundo que no conoces, pero que tiene corazón y que necesita de información creativa, original y que transmita emociones".