Generalmente, la mayoría de las aventuras más especiales que experimenta una persona en su vida se concentran en la época de la adolescencia y juventud. Es necesario aprender a sobrellevar las tormentas y a escalar alturas. Se toman decisiones, se dicen cosas, las acciones se realizan más rápido que la velocidad del pensamiento y es importante que lo hagamos bien la primera vez.La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es relacion-hijo-madre-1.jpg

Nuestros amigos son el círculo más cercano de influencia y la mayor fuente de alegría. En esta fase de la vida, la meditación puede ser nuestro aliado más fuerte.

Loredana del Conte – @loredelconte

#1 Conviértete en el Sr/Srta. Simpatía

Se natural, todos somos amigables. Si no eres amigable, es por el estrés y la tensión.  La meditación ayuda a reducir el estrés y nos ayuda a florecer en nuestro máximo potencial. Hacer amigos y mantenerlos se hace más fácil. Preocuparse por los demás se transforma en nuestra segunda naturaleza.

#2 Haz que tus sueños se hagan realidad

“Yo quería ser cantante, tenía grandes ambiciones pero siempre dude de mis habilidades. Con prácticas regulares de meditación, ahora tengo la confianza de que puedo hacerlo. Hoy estoy en una banda de música y tocamos casi todas las semanas.” – Sajal Jali».

De jóvenes, queremos tocar el cielo con nuestros sueños y ambiciones. La meditación nos da la fuerza y confianza de creer y convertir estos sueños en realidad.

#3 Piensa diferente

“Con una práctica diaria de meditación, descubrí nuevos talentos en mí. He sido capaz de aprovechar mi creatividad al máximo y pensar diferente» Dana León

Cuando vamos a comprar un auto, generalmente elegimos el último modelo porque opaca a los otros modelos más comunes. Cuando meditamos, la creatividad aparece y somos capaces de pensar con ideas nuevas, pensar diferente y hacer un espacio para nosotros mismos sin esfuerzo.

#4 Nada puede sacudirte

“Antes me molestaba el comportamiento de otros y las situaciones desagradables que ocurrían en mi vida, pero después de meditar regularmente me resulta más fácil aceptar cualquier cosa que suceda en mi camino.” –Karan Roy

A menudo nos molestan las situaciones desagradables que suceden en nuestras vidas. Hasta parece que, en algunas situaciones, estos problemas nos desarman. La meditación trae fuerza interna y sentido de aceptación para lidiar con las situaciones manteniendo una mente calma. También trae un mayor sentido de responsabilidad y nos ayuda a evolucionar en una mejor persona. No podemos controlar la lluvia, pero podemos seguir adelante con una mayor confianza cuando tenemos un paraguas con nosotros. La meditación es como el paraguas durante las épocas de  problemas.

#5 Haz las paces con tus padres

“La meditación me ayudó a construir un lazo inseparable con mis padres. Ahora compartimos nuestras alegrías y problemas entre todos. Meditar juntos hace nuestra relación aún más especial.”  -Aldo Parissi.

Cuando meditamos, somos capaces de comunicarnos pacífica y hábilmente con nuestros padres. Esto reduce las brechas de comunicación entre nosotros. La meditación también nos ayuda a ser más conscientes y hábiles para tomar decisiones y establecer un equilibrio entre nuestros deseos y los consejos de nuestros padres.

Si te gustó esta nota, te recomendamos seguir a @loredelconte.