¡UFFFF! Por suerte ya pasó, estamos en el 2021. Para muchos eso parece haber vencido a un año crítico en el que sucedieron cosas que JAMÁS nuestras mentes pudieron imaginar.

¡Y no es por ser exagerados, pero realmente la vivimos difícil! Mi mente, al cerrar el año 2020, me traía vivencias complicadas que seguro a muchas mujeres les tocó vivir.

Desde enfermedades, crisis económicas, llantos inconsolables de niños aburridos en cuarentena, esposos un «tanto» insoportables (claro somos todos humanos), idas al supermercado en menos de una hora cuando era nuestro hobie favorito…

Tener que aguantar meses sin ir al salón, tener que buscar recetas para inventarte qué hacerles de comer, etc, etc…

Desde lo más difícil hasta lo que no parece tan difícil, pero si lo es…

Total, nos tocó vivir, PERO VIVIMOS, VIVIMOS, VIVIMOS, VIVIMOS, VIVIMOS, VIVIMOS… VIVIMOS… Y es que esta palabra se convirtió en lo más lindo, el darnos cuenta que la vida es una sola. Parece que lo sabíamos, pero este 2020 dejó la enseñanza más bonita que podemos imaginar.

Tienes en tu corazón y en tus pensamientos una enseñanza muy linda, que seguro muchos que no vivieron una pandemia como esta no pudieron experimentar. Nos cuesta tanto tener que reinventarnos, seguir adelante, más cuando ha habido una pérdida de un ser querido. El dolor es inaguantable, no hay explicación para lo terrible que es pasar por eso.

Pero ahora, ¿un año nuevo? También pensaba en lo rápido que pasa el tiempo, mi cerebro no cae en que ya es OTRO AÑO y comienza la cuenta de nuevo, pero VIVIMOS, no importa cómo, pero VIVIMOS… VIVIMOS.

Y ahora es el momento de vivir y demostrarle al mundo que todos los días, ni siquiera solo en enero, se puede comenzar. Porque la frase más bonita de esta pandemia: «vivir un día a la vez», no un año a la vez.

Si sientes desánimo, pereza, apatía, no eres la única. ¿Acaso mi nota es de queja o de llanto? No, es de ánimo, porque el hecho de VIVIR me mantiene aquí escribiéndote. Pasan mil cosas por mi mente, miedos, incertidumbres, pero VIVIMOS y es aquí lo importante.

No lo tenemos todo, pero tenemos algo y ese algo es lo más IMPORTANTE. VIVIMOS y gracias a eso tienes una nueva oportunidad.

¡Envíale esta nota a muchas mujeres para que se inspiren y comiencen un nuevo día con ESPERANZA!

Y recuerda, lo más importante es que VIVIMOS.

Editora de Así Soy Mujer, licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Descubrió que escribir es un arte y es un medio hacia la felicidad. "Cuando expresas lo que sientes te abres a un mundo que no conoces, pero que tiene corazón y que necesita de información creativa, original y que transmita emociones".