El Ministerio de Salud (Minsa) habilitó el formulario de Registro de Solicitud para Vacunación de covid-19, a través del sitio http://vacunas.panamasolidario.gob.pa. en  el marco  del proceso  para la adquisición  y aplicación de las  vacunas  contra  el Covid-19.

https://vacunas.panamasolidario.gob.pa/vacunas/

¿La vacuna contra el COVID-19 puede hacer que contraiga el COVID-19?

No. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y recomendadas ni las vacunas contra el COVID-19 que actualmente se están desarrollando en los Estados Unidos contiene el virus vivo que causa el COVID-19. Esto significa que las vacunas contra el COVID-19 no pueden hacer que se enferme de COVID-19.

Hay diferentes tipos de vacunas en desarrollo. Todas ellas le enseñan a nuestro sistema inmunitario cómo reconocer y combatir el virus que causa el COVID-19.

¿Puedo tener síntomas al vacunarme?

A veces, este proceso puede producir síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son un signo de que el organismo está generando protección contra el virus que causa el COVID-19.

Por lo general, el organismo demora algunas semanas en generar inmunidad (protección contra el virus que causa el COVID-19) luego de la vacunación. Esto significa que es posible que una persona se infecte por el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de haberse vacunado, y que se enferme de todos modos. Esto se debe a que la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección.

Después de recibir la vacuna contra el COVID-19, ¿daré positivo en la prueba viral del COVID-19?

No. Ni las vacunas recientemente autorizadas y recomendadas ni ninguna otra vacuna contra el COVID-19 que actualmente forme parte de los ensayos clínicos en los Estados Unidos provocan que dé positivo en las pruebas virales, las cuales se utilizan para ver si tiene una infección actual.​

Si su organismo genera una respuesta inmunitaria —el objetivo de la vacunación—, existe la posibilidad de que su resultado sea positivo en algunas de las pruebas de anticuerpos. Las pruebas de anticuerpos indican que tubo una infección previa y que podría tener algún nivel de protección contra el virus. En este momento, los expertos están analizando cómo la vacuna contra el COVID-19 podría afectar los resultados de las pruebas de anticuerpos.

Si ya tuve COVID-19 y me recuperé, ¿debo vacunarme de todos modos contra el COVID-19?

Sí. Debido a los riesgos graves para la salud asociados el COVID-19 y al hecho de que existe la posibilidad de reinfectarse por COVID-19, se le debe ofrecer la vacuna más allá de que haya tenido o no infección por COVID-19. Los CDC brindan recomendaciones a los gobiernos federales, estatales y locales acerca de quiénes deberían recibir primero la vacuna.

Por el momento, los expertos no saben cuánto tiempo de protección tienen las personas que se enferman una vez que se recuperan del COVID-19. La inmunidad que una persona desarrolla después de una infección, conocida como inmunidad natural, varía según cada persona. Hay alguna evidencia inicial que sugiere que la inmunidad natural podría no durar mucho tiempo.

No sabremos cuánto dura la inmunidad generada a través de la vacunación hasta que tengamos más datos sobre cuán bien funcionan las vacunas.

Tanto la inmunidad natural como la inmunidad inducida por la vacuna son aspectos importantes del COVID-19 sobre los que los expertos están tratando de aprender más, y los CDC mantendrán informado al público a medida que haya nueva evidencia disponible.

¿Vacunarme contra el COVID-19 me protege de contraer el COVID-19?

Sí. Las vacunas contra el COVID-19 le enseñan a su sistema inmunitario cómo reconocer y combatir el virus que causa el COVID-19, y esto lo protege de contraer el COVID-19.

Estar protegido para evitar enfermarse es importante porque, aunque muchas personas con COVID-19 solo presentan manifestaciones leves de la enfermedad, otras pueden enfermarse gravemente, experimentar efectos en la salud a largo plazo o incluso morir. No hay forma de saber cómo le afectará el COVID-19, incluso si no tiene mayor riesgo de presentar complicaciones graves. Conozca más sobre cómo actúan las vacunas contra el COVID-19.

¿Las vacunas contra el COVID-19 modifican mi ADN?

No. Las vacunas ARNm contra el COVID-19 no modifican ni interactúan con su ADN de ningún modo.

Las vacunas de ARN mensajero —también llamadas vacunas de ARNm— son las primeras vacunas autorizadas contra el COVID-19 en los Estados Unidos. Las vacunas de ARNm le enseñan a nuestras células a generar una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria. El ARNm de las vacunas contra el COVID-19 nunca ingresa al núcleo de la célula, que es donde se encuentra nuestro ADN. Esto significa que el ARNm no puede afectar nuestro ADN ni interactuar con él de ninguna forma. En su lugar, las vacunas de ARNm contra el COVID-19 funcionan con las defensas naturales del organismo para generar inmunidad a la enfermedad de manera segura. Aprenda más sobre cómo actúan las vacunas ARNm contra el COVID-19. ​

Al final del proceso, nuestros organismos habrán aprendido cómo protegerse contra futuras infecciones. Esa respuesta inmunitaria y la generación de anticuerpos es lo que nos protege de infectarnos si el virus real ingresa a nuestro organismo.

¿Los niños recibirán la vacuna?

En el caso de los niños, hay menos prisas y el diseño de los ensayos clínicos infantiles podrá mejorarse gracias a la experiencia acumulada en los adultos. Una de las razones por las que es menos urgente el desarrollo de las vacunas para niños es que los menores de edad apenas sufren la enfermedad. Lo sabemos desde el inicio de la pandemia: casi no hay registros de casos graves y es probable que tampoco se infecten ni contagien el covid con tanta facilidad, aunque estos aspectos aún no se han demostrado.

¿Cuál es la explicación? En los últimos meses, numerosos estudios han tratado de aclarar desde diferentes puntos de vista por qué los menores están mejor protegidos ante el coronavirus y probablemente la respuesta sea una mezcla de distintos factores. Por lo pronto, los niños no recibirán la vacuna.

Editora de Así Soy Mujer, licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Descubrió que escribir es un arte y es un medio hacia la felicidad. "Cuando expresas lo que sientes te abres a un mundo que no conoces, pero que tiene corazón y que necesita de información creativa, original y que transmita emociones".