Con la nueva normalidad que hoy vivimos pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en casa/apartamento. Unos con el gran privilegio de tener una terraza y otras áreas sociales para cambiar un poco el ambiente. Otros tal vez no cuentan con estos espacios. Sin embargo, debemos tener en cuenta que si no realizamos ninguna actividad física durante el día, el sedentarismo empieza aumentar de forma exponencial.

Por Nathalia Duarte – @masnatural.life

Es por esto, que en el aislamiento, el ejercicio/ entrenamiento/ deportes son la la oportunidad para que todos mejoremos nuestra salud física y mental. Uno de los efectos de la pandemia es la limitación de espacios y la restricción para hacer actividades al aire libre o en el gimnasio.

Esto afecta directamente la salud de las personas, pues aunque muchas no tienen una rutina de ejercicios definida. Anteriormente había un constante movimiento, existía al menos la necesidad de caminar para ir a colegios, trabajo y otros lugares. 

Hacer ejercicio disminuye la ansiedad que puede generar el encierro y toda esta situación del virus en nuestra mente. Esto es porque produce hormonas de sensación de bienestar como endorfinas, serotonina y dopamina, las cuales reducen el estrés, el sedentarismo, y los síntomas de la depresión. Como resultados físicos aumenta la producción cerebral, previene problemas cardio respiratorios, aumenta la masa muscular y fortalece el sistema óseo.

¿Y cómo podemos mantenernos activos estando en casa?

No todo el mundo conoce y tiene rutinas de ejercicios establecidas. Es muy importante para quienes no tienen conocimiento, inicialmente realizar una autoevaluación del estado físico. Así cada persona puede ser consciente de las capacidades que tiene y evitar una lesión al realizar un ejercicio de forma inadecuada.

Autoevaluación

  • ¿Realiza ejercicio de forma regular?
  • ¿Con qué intensidad? 
  • ¿Siente dolores o molestias en las articulaciones o músculos? 
  • ¿Tiene problemas de salud relacionados al sistema cardiorrespiratorio? 

A partir de esta autoevaluación, se toman decisiones sobre los objetivos y el tipo de actividades que cada persona debería hacer.

Para las personas que no tienen conocimiento previo se recomienda hacer ejercicios calisténicos durante las primeras semanas. Estos son los que usan el propio peso corporal y que no generan sobrecarga muscular.

Lee también: Si no vuelves a planchar tu ropa, ayudarás al medio ambiente más de lo que crees

Entre ellos están las sentadillas, las flexiones en el suelo, dominadas, zancadas, jumping jacks, tijeras, planchas y abdominales. Luego progresivamente, se va aumentando el peso, para ganar masa muscular.

También se puede aumentar la duración y la intensidad. Una de las cosas más importantes es siempre mantener una postura correcta, realizar calentamiento previo y estiramiento posterior al ejercicio.

Por ejemplo, un palo de escoba serviría para hacer una barra con peso, se ponen botellones de agua en ambos lados (mismo peso). Los libros también pueden usarse para hacer ejercicios de fuerza dentro de una maleta y se cuelga a la espalda. Así podemos ir encontrando recursos para hacer rutinas que impliquen tener peso.

Hoy contamos con millones de herramientas tecnológicas que podrían ayudar como: aplicaciones, Lives en Instagram, rutinas o videos tutoriales en Youtube. Estas ayudas son útiles como guía para dar los primeros pasos.

Para las personas que ya tienen una rutina de entrenamiento establecida es muy importante mantenerla, buscando actividades que sustituyan aquellas que se realizan al aire libre o en gimnasios. Se deben involucrar acciones cardiorrespiratorias, de fortalecimiento muscular, estiramiento y flexibilidad. 

Y algo que recomiendo para todos es BAILAR. Una de las mejores terapias para tener músculos más fuertes, mejorar el equilibrio y coordinación, huesos más fuertes, mejorar memoria, tener menos estrés, da más energía, mejora estado de ánimo. Cualquiera de la familia puede involucrarse, cada uno haciéndolo según sus capacidades. 

¿Qué necesitan tener?

  • Un espacio para hacer los ejercicios. (si no tienes mucho espacio, corre los muebles de tu apartamento y abre un campo)
  • Ropa adecuada y cómoda.
  • Mantenerse hidratado.
  • Mantener una rutina. Cada día puede hacer un ejercicio diferente. Mínimo 4 veces por semana.
  • Mantener una alimentación saludable según el gasto de energía.

Me encantaría ayudarte en este proceso, si quieres puedes escribirme a mi IG @masnatural.life o directo a mi Wp + 507 62843806 ¡te daré todo el apoyo que necesites!

Marketing y ventas Mas Natural Lifestyle, me apasiona todo lo que tenga que ver con vivir un estilo de vida saludable, teniendo, buenos pensamientos, buena alimentación, buena higiene del sueño y realizando actividad física frecuentemente, esto que he venido aprendiendo me encanta ponerlo al servicio de otros, para que puedan mejorar su salud y calidad de vida. Soy casada. Escribo sobre hábitos saludables y temas relacionados con la buena alimentación. Tres de sus cualidades son: Disciplinada, Ordenada, me gusta salir de mi zona de confort. Síguela: Instagram aquí: @masnatural.life Facebook: Mas Natural Lifestyle www.masnatural.life