Si alguna vez había pasado por tu cabeza, la ciencia lo confirma: los hombres que limpian y cocinan son más irresistibles, pero no sólo eso, también son mejores en el sexo. ¿No nos crees? Te presentamos los estudios que lo dicen.

Porque, ¿a quién no se le cae la baba al ver a un hombre cocinando? A nosotras sí, y agrégale a eso que la cocina y las labores domésticas son el escenario perfecto para darnos cuenta lo buena onda que puede llegar a ser.

Mira esto: ¿Te unes al team de cocinar SIN ACEITE? – ¡Te digo cómo lograrlo!

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Riverside de California, encabezado por el sociólogo Scott Coltrane, «en general, cuanto más tareas domésticas hacen los hombres, más felices están las mujeres» y también se sienten más satisfechas con sus parejas, aumenta su afecto y se sienten más complacientes en el terreno sexual.

Otra investigación realizada en la Universidad de Alberta concluyó que los hombres que hacen tareas domésticas tienen una mejor vida sexual. La afirmación la hace al seguir de cerca de 1300 parejas por un periodo de cinco años, en los cuales vieron que las parejas más felices sexualmente fueron aquellas que se dividían las tareas del hogar.

Quizás quieras leer esto: 7 secretos de oro para cocinar una carne asada deliciosa – Ideal para el final del mundial Rusia 2018

«Cuando los hombres sintieron que estaba haciendo una contribución justa en los labores del hogar, la pareja disfrutaba de sexo más frecuente, y ambos estaban más satisfechos con su vida sexual», dice el estudio.

Este mismo estudio asegura que las razones podrían ser disminuye la tensión al dividirse las tareas del hogar. Así, menos tensión es igual a más sexo.