¿Eres una mujer PANK? Para muchas mujeres, el deseo de ser mamás ha quedado a un lado o simplemente no es prioridad por el momento, pero eso no quiere decir que los niños sean una total pesadilla, porque aman a sus sobrinos. Si te identificas con esta descripción,  olvidemos el término de «tía solterona», eres una PANK y te lo explicamos.

Bien dicen por ahí que las tías son como la segunda mamá; y sí, la conexión que existe con los sobrinos es inexplicable. Incluso, algunos estudios han confirmado que se convierten en justo eso, la segunda mamá, porque además de ser amiga, se convierte en confidente y juegan un papel muy importante en su desarrollo. Y esa relación tan benéfica entre tía y sobrino (o sobrinos) te hace una PANK.

Mira esto: Imanol Landeta reaparece y se convierte en granjero, así es su vida lejos de las cámaras

Una PANK, dicho así por si siglas en ingles del «Professional Aunt No Kids» (Tías profesionales sin hijos), es una mujer independiente y con poder adquisitivo que decide gastar en sus sobrinos al no tener hijos propios.

Las PANK son mujeres divertidas. Ellas comparten las actividades más entretenidas con los niños y hacen de ellas una experiencia memorable. En este sentido, son mujeres que empatizan, comprenden, comparten secretos y consienten caprichos porque les parece divertido hacerlo. Sin más. Carta a mis sobrinos: no son mis hijos, pero alegran mi vida y mi corazón  como si lo fueran

Cuidado con el término, una PANK no es una mujer que «no quiera» a los niños. Ama mucho a sus sobrinos y se desvive por ellos, y la maternidad puede estar en pausa porque su prioridad es su desarrollo profesional.

Quizás quieras leer: ¿Cómo hacer crecer por fin tus pestañas? ¡Descubre el ingrediente mágico!

Las PANKs quieren tener una convivencia familiar cercana y consentir a los sobrinos, pero al regresar a sus casas no tienen obligaciones fijas con los niños.

¡Y tú eres una mujer PANK?