Hacer fotografías de producto es todo un mundo, pero nada más especial que hacer fotos gastronómicas. No solo se trata de hacer “fotos lindas” se trata de despertar el paladar a través de vista.

Las cuentas de redes sociales de comida se han hecho muy populares, y no estoy hablando de restaurantes precisamente. Se levantó todo un movimiento de los llamados “foodies”, que no son más que personas aficionadas a comer y beber; que comparten sus platos favoritos con su audiencia en las redes sociales.

La magia empieza con la habilidad de estas personas por compartir su día a día con fotos gastronómicas bellísimas logradas hasta con sus teléfonos personales. Aquí les comparto 2 cuentas que me encantan, no solo por sus fotos, sino porque comparten recetas fáciles de hacer.

Lee también: 5 Secretos para fotografiar a niños y mantenerlos quietos

Para lograr imágenes impactantes de comida, ya sea salada o dulce, les comparto 5 tips que debes tener en cuenta siempre:

1. Fotografiar el plato recién servido

Este punto es importante porque el platillo recién servido es como la modelo recién maquillada y peinada, al rato se suda y el cabello se desacomoda jajajaja…

Con la comida es igual, las texturas y los colores están más presentes cuando la comida está recién hecha y servida.

Con un plato es caliente por ejemplo, cuando está recién servido, tienes más posibilidades de que logres capturar el humo que emana por el calor; si por el contrario es un platillo frío, entre más pronto hagas la foto evitas que se deshaga, perdiendo su belleza. Si es una bebida fría, también puedes lograr capturar el hielo antes de que se deshaga.

comida caliente, comida asiática
Foto de Pooja Chaudhary

2. Enfoque es la clave

En las fotos gastronómicas también existe el protagonista, y debes tener claro quién es para que sea ese ingrediente quien se robe las miradas. Tu misión como fotógrafo, es dirigir la mirada del espectador hacia ese ingrediente.

3. Contraste

El contraste lo puedes manejar con los colores o con la iluminación. Dependiendo del mensaje que quieras transmitir, puedes hacer fotos con bajo contraste o alto contraste.

Evalúa el platillo, si tiene muchos colores, ¡aprovéchalos! Usa fondos neutros y deja que los colores de la comida hablen por sí solos.

Si el plato tiene colores similares, es decir, todo es de un solo color, puedes crear contraste con la iluminación, marcando sombras fuertes que le den volumen al plato o bebida que fotografíes.

Los bajos contrastes funcionan para transmitir tranquilidad, serenidad, frescura. Si el producto tiene colores pasteles, por ejemplo, un helado de nueces que es color crema, puedes jugar con colores similares (no tiene que ser el mismo color) en el fondo para lograr tu foto de bajo contraste, y lo ideal es que sea con luz muy plana, es decir que no tenga sombras fuertes.

bajo contraste, fotografía de prodcuto
Foto de Dana DeVolk

4. Usa diferentes ángulos

Trata de hacer fotos en distintos ángulos, esto también ayuda a que puedas tener diferentes fondos sin mover el plato. Ojo, también puedes mover el plato de lugar si tienes oportunidad.

5. Dale movimiento, pero que se vea lindo.

Internet está lleno de fotos de comida estática, puedes darles un toque diferente a tus fotos si le das movimiento; por ejemplo, si es un pastel, puedes fotografiar el momento en el que el cuchillo lo corta, no importa si quedan migajas alrededor, después de que no se vea desordenado o sucio.

Si es una bebida, puedes capturar el momento en el que se está preparando, ya sea cuando el líquido cae en el vaso, o cuando se le agrega hielo y se crea una ola en la bebida.

fotografia de producto
Foto de Douglas Lopez

Bonus, si tienes un emprendimiento de alimentos presta atención a los siguientes puntos.

  • Fotos con pequeñas porciones hacen más atractiva la imagen, y puedes centrar la mirada en el protagonista del plato.
  • Si vas a hacer una sesión de fotos de tu producto por varias horas, toma en cuenta la temperatura ambiente, para que el plato final pueda conservar sus colores y texturas por un tiempo suficiente para la sesión.
  • Cuenta una historia, no solo muestres el producto final, comparte parte del proceso de preparación o cuenta alguna anécdota relacionada al plato que estás ofreciendo. Cuando cuentas una historia, te quedas en la mente del consumidor.

Espero les funcione estos tips para tomar tus fotos gastronómicas, si quisieras ampliar acerca de este tema, no dudes en escribirme en mi página web daisyserracin.com o a mi instagram @daisyserracin, ¡nos leemos en la próxima!

Soy Daisy Serracín, profesional del área audiovisual, especializada en Marketing Digital. Mi emprendimiento se trata de realizar fotografías y videos para promoción de productos y servicios que se promocionan por medios digitales. De igual manera realizo asesorías personalizadas para crear flujos de trabajo en la creación de contenido para web y redes sociales. Me apasiona mi profesión, estoy casada pero aún no soy madre. Escribo de fotografía y emprendimiento. Tres de sus cualidades: Creativa, jovial y responsable Siguela en su instagram: @daisyserracin