Hola amigas(os) de ASM les deseo salud y amor con sus familias.

En estos tiempos donde se marca mucho la violencia doméstica por parte del hombre y la mujer; estamos en una sociedad que señala o te encasilla en cómo debes actuar. Por lo general nuestros hijos varones son los más afectados por el futuro que como padres no les enmarcamos desde su niñez porque pensamos aún no es tiempo; esperamos que crezca más y le enseñamos a respetar a los mayores en lo cual estamos totalmente equivocados con este pensar.

Por Miriam – @mmariel1220 

Hijos varones ¿Cómo educarlos?

Lee también: Palabras positivas que debes decirle a tus hijos a diario para que se sienta amado

Muchos niños actúan según lo que ven en sus casas, ¿pero qué hacemos como madres para que nuestros hijos varones se eduquen y crezcan con buenos valores? Como mamá de un niño de 3 años que es muy inteligente, demandante y requiere de mucha atención me he propuesto que el sea amoroso, trabajador; que no desista de sus ideales, que respete a las personas y  que ame la vida completamente para que sea un niño que crezca con valores.

Como quiero llegar a esto; primero me coloco en las manos de Dios y le pido que me ayude cada día  porque no hay reglas ni manuales que nos ayuden a criar a nuestros hijos varones, pero les aseguro que si hubiera nos perderíamos de sus llantos, risas, enojos… en fin de cada una de sus facetas que lo hacen únicos y nosotros como padres no tuviésemos la experiencia para mejorar y aprender.

Les explico a detalle que estoy haciendo con mis hijos varones para que tengan excelente valores:

1. Que sea amoroso

Le muestro que él es el ser más amado; por las mañanas un fuerte abrazo junto con un beso. Le doy los buenos días para iniciar el día, así mismo por videollamada conversa con sus abuelos cada día y con una gran sonrisa les da los buenos días y aunque sea por videollamada que sienta el amor de la familia. No sé ustedes, pero yo amo este momento porque los hijos son prestados y de chicos están a nuestro lado, pero de grandes las cosas cambian.

2. Que sea trabajador

Cuando se limpia su cuarto es el primero en sacar todos sus juguetes; me pasa la escoba o intenta barrer aunque todo después lo deje tirado al final intenta terminar lo que empezó. Un día que me dejó todo regado y él me decía mamá ya limpiaste mi cuarto le respondía que sí me dijo: bueno ahora yo voy a recoger mis juguetes; me ayudas porque después me puedo caer si los dejo ahí.

En ese momento me sientí orgullosa porque vi que esta aprendiendo así mismo en tareas como barrer, regar las plantas y arreglar la ropa. Su  entusiasmo por el querer hacerlo es lo importante; no debemos dejar que pierdan el interés por tratar de ayudar y sobre todo nunca deberíamos decirles: «si lo haces yo te doy a cambio algo»; porque siempre esperaran la condición de darles algo.

3. Le enseño a ser niño

¿A qué me refiero? Que todo tiene su tiempo para jugar, correr, gritar y que sus emociones importan como llorar a veces me pregunta ¿los bebés lloran? Le digo que sí y las niñas también. Me gusta decirle que debe expresar sus emociones, sin reprimirlas. Ser niño no significa que no pueda expresar la tristeza, pero con límites porque también es cierto que cuando dicen quiero un juguete y si no se lo compras el llanto es fuerte. Ese es el momento que  hay que hablarles… Y lo sé por experiencia, es difícil no lo entienden y créanme pone a tope mi paciencia; ya que no quieren escuchar. Entonces toca como padres actuar con voz de mamá ó papá y ser más inteligentes, para encontrar la forma de explicarles por qué sí o por qué no se puede comprar un juguete.

4. Quiero que respete y ame la naturaleza

Al igual que respeta saludando a las personas a cada lugar que va; recuerdo que mi mamá decía que cuando entras a un lugar lo primero que debes hacer es saludar. Yo tenía mucha pena pero con el tiempo comprendí que la educación está en ti y en como te la inculcan.

Con la naturaleza sembré en casa una flor lastimosamente murió no por falta de cuidado; sino por demasiado amor pensé que ponerlo en la sombra haría que no se lastimara y lo que provoque fue que las raíces se debilitaran, le faltaba mucho sol. Mi hijo se puso triste y me preguntaba que pasaba pero le dije hay que volver a darle amor y sol.
La sobreprotección es mala en todos los aspectos. Así que empezamos cada día con la florecita que  había muerto; la limpiamos y empezamos a ponerle agua, de ella nacieron unos retoños. Al parecer no había muerto del todo; mi hijo se emocionó y decía mamá mira que bonita está creciendo.
Debemos enseñarle a ellos las etapas de las naturaleza de los seres vivos para que aprenden a respetar y querer la naturaleza que les rodea.

hijos varones educados

Yo sigo aprendiendo a criar a mi niño no es fácil pero en un futuro aspiro a que sea un hombre de bien.

Y cuales son tus tips cuéntanos para retroalimentarnos.

Si te gusto la nota sigue a Miriam aquí.

Licenciada en Ingeniería Informática; sin embargo, trabajé en una empresa de eventos por años y en esa misma rama emprendí se llama Spectrum Audiovisuales la cual posee más de 6 años basada en realizar trabajos de buena calidad y la responsabilidad. Me considero una persona responsable, disciplinada, confiable, me encanta seguir aprendiendo para enseñarle a mi hijo de 3 años que es mi motor que todo lo que uno se propone lo puede lograr con la ayuda de Dios.