La invitación del día de hoy es para hablar de la toma de decisiones y el buscar sentirnos satisfechas con las mismas.

Por Ildaura Rolon – @se_arcoiris

Para iniciar, vale la pena preguntarnos respecto a cuánta conciencia tenemos de la cantidad de decisiones que tomamos a lo largo del día. Decidimos, ¿para qué? ¿para quién? ¿cuál es la finalidad última de tomar decisiones? Podremos responder que decidimos para la familia, los hijos, el trabajo. Pero, ¿qué pasa con las decisiones que tocan el alma de una misma?

Si consideramos que en cada elección existe una renuncia y cada renuncia tiene alguna consecuencia. Entonces, en un mundo de exigencias; ¿qué es lo que importa a la hora de decidir?¿cómo saber si lo que decidimos es adecuado y nos brinda satisfacción?

No podemos negar que en la vida hay decisiones dolorosas, algunas son para salvaguardar la vida, la integridad de la persona, la paz en el corazón; otras son amorosas y se asocian a compartir, a crear, a fortalecernos. Decidir es crecer, es optar por hacer senderos que nos lleven a la plenitud, a la trascendencia.

El arte de tomar decisiones y estar satisfechas con ellas

Las decisiones nos transforman

Podemos decidir por nuestros sueños, cultivar esperanzas, para nosotras y para las personas con quienes transitamos en el devenir de nuestra historia,dando contenido y rumbo a la vida. Decidamos, pues, por lo que nos lleve a la felicidad, a estar bien y que esto nos deje satisfechas;decidamos por no cargar dolor, enojo, tristeza. Es verdad que somosseres humanos ynos suceden cosas, pero la manera como miramos lo que sucede y lo afrontamos, es nuestro y podemos decidir la historia que nos quedaremosy que constituirá nuestra biografía personal.

Decidamos por la alegría de gozar la vida. Así, cuando se acerque nuestra muerte, sólo tendremos los recuerdos de la vida que decidimos vivir, hagamos que sean tesoros y se transformen en sonrisas de despedida.

De esta forma es que la toma de decisiones es un arte, porque lo que conviene abrigar es la autenticidad, el bienestar, la armonía en el diario vivir y convivir que deriven en una existencia gozosa y, por supuesto, podremos estar satisfechas de ellas.

Si te gusto la nota sigue a Ildaura aquí.