Veremos en las siguientes líneas cómo es guiada la selección de las carreras desde diferentes aspectos emocionales y reptilianos, que normalmente alejan la vocación y el propósito de vida del quehacer diario; como padres la orientación vocacional a los hijos “Emocionalmente Inteligente” se vuelve un momento de guía en la mejor selección del siguiente ciclo de vida de ellos, que sin duda debe estar neutralizado de nuestros temores.

Por Ani Rodriguez – @proideha

Orientación Vocacional a los hijos “Emocionalmente Inteligente”

Teniendo claro que la orientación vocacional es el proceso para ayudar a los jóvenes a elegir una carrera profesional; tenemos que tener presente lo siguiente:

Aspectos normalmente intervienen en la selección
  • Lo que opinan tus padres, interviniendo acá los negocios familiares o las ideas que se tienen predeterminadas para el futuro de los hijos.
  • Si la carrera a elegir se conoce como rentable o no.
  • Si en una carrera trendy, entiéndase como en tendencia o de moda.

Estos factores que intervienen en la selección tienen un componente de supervivencia que influye en el consejo de los padres. Siempre se quiere lo mejor para los hijos “desde lo que conocemos” y desde la supervivencia en su más pura esencia. La tendencia realmente vocacional puede llegar a desconectarse por el dinero por ejemplo.

Lee también: ¿Nuevas Necesidades? Los retos de la educación del Siglo XXI

No obstante a ello, a pesar de todo el amor del mundo que puedan envolver esos consejos para brindar una adecuada orientación vocacional a los hijos para ayudar en la selección de la carrera profesional de los jóvenes, se deja de lado muchas veces un elemento que puede ser fundamental en la selección vocacional y es el conocido IKIGAI, o como le dirían en Japón “la razón de vivir” o “el propósito de vida”.

Es decir, lo que hace que la vida valga la pena ser vivida. Y precisamente la esencia del Ikigai envuelve ese contenido invisible que nos impulsa y motiva a despertarnos y hacer las cosas cada mañana.

Si es lo que le da sentido a la vida o un norte preciso, podríamos preguntarnos en nuestro mundo occidental porque no se ha puesto en marcha en todas las escuelas a temprana edad como en el país nipón para evitar esos vacíos existenciales en la temprana edad profesional, dónde no se tiene claro si se está en el lugar correcto.

El sentido de la Vida “Vocacional”

Indican los expertos en el diseño del Ikigai personal que debemos dedicarnos en nuestro día a día a algo que involucre nuestra:

  1. Pasión.
  2. Misión.
  3. Vocación.
  4. Profesión.

Y de esta manera tendríamos un norte cada mañana y una conexión mágica con nuestra existencia en el hacer diario.

Lograr identificarlo se vuelve difuso para algunas personas y es por la falta de precisión en conectarnos con nuestra esencia, sin que sea algo holístico y efímero, debemos indagar en nuestro interior y guiar a nuestros hijos en esta exploración vocacional temprana, enfocándonos en estos puntos clave:

Lo que Amas, eso que disfrutas hacer y el tiempo se detiene. Podrías estar todo el día sin comer y lo estas disfrutando al máximo.

En lo que eres bueno, los dones y habilidades innatas en ti.

Lo que el mundo necesita, esas situaciones por resolver si empaquetas bien tus habilidades y conocimiento.

Por lo que estarían dispuestos a pagarte, ese artículo o servicio que puedes ofrecer uniendo los tres anteriores y las personas comprarían  sin dudar.

Orientación Vocacional a los hijos “Emocionalmente Inteligente”

¿Qué piensa la gente al respecto?

Muchas personas piensan que se deben dedicar al negocio o a la profesión que les proporcione la mayor cantidad de dinero, sin un mero aspecto vocacional en lo que hacen. O sin contar con su propia experiencia de vida y conocimientos en forjar su propio empleo a través de la innovación y brindarle al mundo soluciones efectivas, saliendo de los esquemas tradicionales.

Si eres adulto y ya estudiaste tu carrera, pero sientes que pudiste haber elegido otro camino, recuerda que tu experiencia y trayectoria tiene un valor, para ello haz el ejercicio y únelo a los ejes del IKIGAI, capaz y sea el momento de reconectarte a otra actividad, desde un aspecto más vocacional. (Conocer Plantilla Reinicio)

Selección “Emocionalmente Inteligente”

Ante este escenario donde normalmente hay mucha presión, debemos ser conscientes de los esquemas emocionales que se activan en este momento al orientar a nuestros hijos y desde una gestión emocional saludable, tenemos estos consejos al respecto:

Para los Padres:
  • Respetar lo sembrado en tus hijos como valores y visión de vida, sea la decisión que haya elegido, la vivirá con la estructura aprendida en casa. Darle respeto a su decisión es darte respeto a la paternidad ejercida.
  • Dar espacio y cabida a las diferentes corrientes de pensamientos que exponga tu hij@ ante su selección; siendo observador y con escucha activa de su lógica argumentativa para explicar su selección.
  • Apoya y facilita su búsqueda, no con tu opinión sobre lo que debería estudiar; sino con la información necesaria de todas las mejores opciones respecto a la tendencia que escoja.
Para los hijos:
  • Se debe elegir la carrera profesional sin culpas y compromisos. Estudiar algo decidido por los familiares, solo por complacer o no saber que te apasiona es una entrada a la frustración silente, recuerda revisar bien tu enfoque vocacional. (Ver Plantilla de AutoEstima para Teens)
  • Descubrir e Identificar tus fortalezas y habilidades te acerca a la selección profesional. Hay quienes no reconocen sus fortalezas y desarrollan actividades forzando su autoestima cada día.
  • Visualiza tu futuro ejecutando esa actividad. Proyecta como sería una semana trabajando en eso que decides estudiar, si tu corazón se acelera de la emoción y no querer esperar a vivirlo, es la vía! De lo contrario te invito a continuar indagando.

Dejemos a un lado los miedos, experiencias vividas o ajenas y conectemos con nuestro ser interior, para lograr vivir ese Ikigai cada día, desde un enfoque global sin dejar de brindar la mejor orientación vocacional a los hijos.

Me despido hasta la siguiente habilidad,

Ani Rodríguez
Co-Fundadora de ProIDEhA®
Oficina · +507 830 5480
Móvil · +507 6747 2409
marketing@proideha.com.
www.proideha.com

www.neurociencia.proideha.com

Nació en luna llena para traer al mundo una forma diferente de ver las cosas. Madre, empresaria, inversionista que busca Transformar la educación de la inteligencia emocional. En sus veinte años de experiencia corporativa en negociaciones internacionales nota lo relevante que es el desarrollo personal y a eso se dedica actualmente. Tomando té verde y estimulando cerebros que quieren ser expandidos.