Si aún te preguntas si puedes tener plantas en el dormitorio, la respuesta es ¡sí! En contra de la creencia popular, tenerlas también en esta estancia no solo es decorativo, sino que, además, algunas especies te ayudarán a dormir mejor. Y es que las plantas ni absorben tanto oxígeno como pensamos ni emiten tanto dióxido de carbono (CO2), de hecho estos niveles suponen una cantidad inofensiva para nuestra salud. Incluso hay especies que emiten oxígeno al tiempo que lo absorben, como el aloe vera o la sansevieria. Además, lo mejor es que hay muchas plantas de interior que contribuirán en la calidad de tu sueño, como algunas plantas medicinales.

Por Martha López – @maas.contenido

Pero, además, podemos destacar otras ventajas de tener plantas en el dormitorio, ya que oxigenan el ambiente, ayudan a respirar mejor y aumentan los niveles de humedad. También hay plantas purificadoras que filtran algunas sustancias tóxicas que hay en el aire, como el aire del tabaco o el formaldehído (se dice que en el interior de las casas el aire está 10 veces más contaminado que en el exterior). De hecho, la NASA realizó un estudio en 1989 en el que demostró que hay plantas que purifican el aire. Para lograrlo hay que tener una por cada 9-10 metros cuadrados de su superficie. Vemos cuáles son las mejores plantas que puedes tener en el dormitorio. ¡Y las más decorativas!   

Lee también: Ideas de Maceteros Reciclados para hacer con los niños

Jarrón blanco con flores de lavanda.

1. Lavanda (Lavandula angustifolia)

La lavanda es una planta aromática cuya fragancia es perfecta para relajarse, calmar la ansiedad y dormir mejor, ya que combate el estrés, ralentiza el ritmo cardiaco y te ayudará a combatir el estrés. Además, cuando florece ofrece unas pequeñas flores moradas muy decorativas y olorosas. Se trata de una planta perfecta para tener en el dormitorio, por ejemplo, encima de una cómoda y cerca de la ventana. 

Cuidados de la lavanda

Para cultivar la lavanda en maceta, necesitarás que esta sea de unos 30-40 cm de diámetro y mejor si es de barro o terracota (sin pintar ni esmaltar). Asimismo ha de tener agujeros debajo para mejorar su drenaje. Necesita unas seis horas al sol al día, de manera que tendrás que colocarla junto a la ventana. Riégala cuando el sustrato esté seco y evita los encharcamientos y que el agua se quede en el plato, así evitarás que las raíces se pudran. 

10 PLANTAS que si puedes tener en tu habitación

2. Sansevieria (Sansevieria trifasciata)

La sansevieria es una de las plantas de interior más resistentes y fáciles de cuidar que existen. Además también ayudar a purificar el aire de tu dormitorio, ya que por las noches transforma el dióxido de carbono en oxígeno. Esta planta es conocida también como lengua de tigre y lengua de suegra. También es una planta purificadora que reduce los niveles de formaldehído, tricloroetileno y benceno del ambiente, compuestos orgánicos volátiles (COV) perjudiciales para la salud. 

Cuidados de la sansevieria

La sansevieria es una planta de interior muy fácil de cuidar. Colócala en un lugar luminoso en el que no reciba luz directa, aunque vivirá en espacios con menos luz, aunque con un crecimiento menor. Esta planta pertenece a la familia de las crasas, por lo que podrás darle los mismos cuidados que a las plantas suculentas. En cuanto al riego, espera a que el sustrato esté seco, evita los encharcamientos y no pulverices sus hojas. 

10 PLANTAS que si puedes tener en tu habitación

3. Jazmín (Jasminum officinale)

Esta planta trepadora tiene un aroma delicioso que, en el dormitorio, te ayudará a reducir los niveles de ansiedad y tensión. También mejora el estado de ánimo y la calidad del sueño e, incluso, es favorable para regular los cambios de humor y los sofocos. Se trata de una planta con unas bellas flores blancas que decorará tu dormitorio con elegancia y un punto sofisticado y romántico. 

Cuidados del jazmín

Si quieres que tu dormitorio tenga un aroma estupendo, puedes cultivar jazmín en el interior de tu casa, beneficiándote de todas sus ventajas. Necesita unas seis horas diarias de sol directo y evita las fuentes de calor o frío, como la calefacción o el aire acondicionado, así como las corrientes de aire. Necesitan un riego periódico, pero moderado, de forma que es mejor que la riegues poco y con más frecuencia, aunque evitando siempre los encharcamientos. 

10 PLANTAS que si puedes tener en tu habitación

4. Aloe vera 

Los beneficios del aloe vera son muchísimos, pero además se encarga de purificar el aire de tu dormitorio y decorarlo. Se trata de una planta suculenta que puede purificar el aire y liberarlo de toxinas como el formaldehído y el benceno, sustancias que pueden encontrarse en algunos limpiadores de suelos y barnices. Además, tiene un porte elegante que decorará también la estancia. 

Cuidados del aloe vera

Esta suculenta tan beneficiosa necesita una ubicación soleada en la que pueda beneficiarse de tanto sol como sea posible. Para que prospere, debes garantizar que la maceta cuenta con un buen drenaje, pero también el sustrato. Por eso, puedes mezclar la tierra con piedra volcánica o arlita y arena, lo que evitará los encharcamientos. En cuanto a los riegos, han de ser moderados. 

Hiedra en una maceta colgante.

5. Hiedra común (Hedera Helix)

Esta planta trepadora es perfecta para colocar en el dormitorio, ya que mejora los síntomas del asma y las alergias. También reduce la presencia de moho en el aire y de contaminantes en el ambiente. Es una planta perfecta para mejorar la calidad del suelo, especialmente para personas con problemas respiratorios. Esta planta es muy decorativa y puede llegar a desarrollarse mucho, por lo que tendrás que controlarla mediante la poda. 

Cuidados de la hiedra

Esta planta prefiere las zonas iluminadas pero sin luz solar directa, ya que podría quemar sus hojas. A la hiedra le gusta la humedad, pero no los riegos en exceso, que puede producir que las hojas se tornen amarillas y se caigan. Lo mejor es pulverizarla unas tres veces por semana, aunque evita los encharcamientos. 

Espatifilo con flores blancas.

6. Espatifilo (Spathiphyllum)

También conocida como Flor de la paz, el Espatifilo es una planta muy resistente de hoja perenne de un vibrante color verde. Su porte es elegante, sencillo y muy decorativo, perfecto para decorar tu dormitorio. Además, como otras plantas de esta galería, se encarga también de purificar el aire de la estancia. Sus flores crecen en forma de espata y están protegidas por unas vistosas hojas blancas, muy bellas. 

Cuidados del espatifilo

Esta planta es amante de la humedad, por lo que necesita un riego regular, aunque moderado. Lo mejor de esta planta es que no necesita mucha luz para prosperar, así se desarrollará perfectamente tenga la luz que tenga tu dormitorio.  Aunque si quieres que florezca, deberá recibir luz indirecta. Evita las corrientes de aire y las fuentes de calor. 

Jarrón con gardenia de flores blancas.

7. Gardenias (Gardenia jasminoides)

Las gardenias en el dormitorio son plantas que también ayudarán a tu descanso y relax nocturno. También mejoran la calidad del sueño gracias a su increíble y fresco aroma. Sus brillantes hojas verdes y sus olorosas y llamativas flores blancas la convierten en un acompañante perfecto para decorar y dar estilazo al dormitorio. 

Cuidados de las gardenias

La gardenia es una planta con unos cuidados muy concretos y perfecta para los expertos en jardinería. Lo ideal es que se ubique en una zona con mucha claridad y en donde no reciba los rayos del sol directo, especialmente en verano, ya que puede quemar sus hojas. También les gusta la humedad ambiental, por lo que puedes pulverizar sus hojas (sin mojar las flores) de vez en cuando. En cuanto al riego, emplea agua descalcificada o agua de lluvia, evitando siempre los encharcamientos, que podrían dañar sus raíces. 

Lee: Descubre las mejores plantas y flores artificiales para decorar tu casa

Orquídea rosa.

8. Orquídeas (Orchidaceae)

Esta elegante planta llenará tu dormitorio de clase y elegancia y, aunque no tiene tantos beneficios para el sueño como otras de esta lista, tan solo con su gran poder decorativo te cautivará. Queda igual de bien tanto en dormitorios clásicos como en dormitorios modernos y es que son muy atractivas, además de estar disponibles en múltiples colores y tonalidades. 

Cuidados de la orquídea

Los cuidados de la orquídea son muy sencillos, siempre que sigas las siguientes recomendaciones. Al ser una planta tropical, la humedad es fundamental para su desarrollo, aunque con especial cuidado de no encharcar las raíces. Coloca un plato con guijarros debajo de la maceta para que se aproveche de esa humedad. También puedes pulverizar sus hojas. Aunque son amantes de la luminosidad, no soportan los rayos de sol directos.  

Macetas con lirios de agua en flor.

9. Cala o Lirio de agua (Zantedeschia aethiopica)

Esta planta, conocida también como lirio de agua, es una planta muy decorativa que llenará de color y vida tu dormitorio. Sus flores pueden ser de varios colores: blancas, amarillas o rojas, de manera que puedas elegir la que mejor se adapte con la decoración de tu dormitorio –aunque las blancas nunca fallan por su elegancia–.   

Cuidados de la cala

Aunque es una planta sencilla de cultivar, que florezca puede ser algo más complicado. Necesitas ubicarla en un espacio luminoso, aunque no le dé el sol directo. También la humedad es importante, por eso hay que mantener riegos constantes aunque sin encharcamientos y aumentándolos durante la época de floración. Cuando sus flores comiencen a marchitarse, córtalas para que no resten vitalidad a la planta.  

10 PLANTAS que si puedes tener en tu habitación

10. Cinta (Chlorophytum comosum)

Al igual que otras plantas de esta lista, la cinta es una planta que beneficiará tu descanso gracias a sus propiedades para purificar el aire. Además, es una planta muy fácil de cuidar y con gran poder decorativo. Se caracteriza por sus hojas lancedadas y alargadas con diversos tonos de verde que llenarán de vitalidad tu dormitorio, sea cual sea el rincón en el que la pongas. 

Cuidados de la cinta

También conocida como malamadre, la cinta necesita unos sencillos cuidados. Evita colocarla en un espacio con mucho sol, ya que podría dañar sus hojas. Asimismo, le gusta la humedad, por lo que tendrás que pulverizarla de vez en cuando. Aunque también soporta periodos de sequía y se recuperará fácilmente en cuanto la riegues. 

Editora de Así Soy Mujer, licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Descubrió que escribir es un arte y es un medio hacia la felicidad. "Cuando expresas lo que sientes te abres a un mundo que no conoces, pero que tiene corazón y que necesita de información creativa, original y que transmita emociones".